Espanyol perico periquitoFuente: blogygrana.com

Uno de los nombres más especiales con el que se conoce a un equipo de la liga española es el de “pericos” o “periquitos” para el Espanyol y sus aficionados. Estos dos apodos ya son en sí divertidos por como suenan y porque recuerdan a los pájaros conocidos también como “periquitos”, pero su incierto origen hace que estos nombres sean todavía más especiales. Hay varias historias que explican el por qué de estos apodos.

La historia más popular sobre el origen del nombre “perico” para referirse al Espanyol y a sus fans se remonta a principios del siglo pasado, cuando el Espanyol se fundó y empezó a jugar en el barrio de Sarrià de Barcelona. Por aquel entonces, en esa zona de la Ciudad Condal había muchas palmeras, con sus correspondientes periquitos, que volaban cada día por los aires de donde estaba el antiguo estadio del Espanyol. De aquí que a al equipo se le empezara a llamar “periquito”.

La otra historia del nombre es menos conocida pero a la vez más curiosa y seguramente más real. Valentí Casanys fue un ilustrador humorista catalán de la primera mitad del siglo XX que durante un tiempo hacía las viñetas gráficas y escribía los chistes del semanal satírico-futbolístico El Xut (“El Chute”).

Casanys se solía mofar de los pocos seguidores del Espanyol en comparación con los del Barça, llamándolos los “cuatros gatos negros”. En aquella época, además, se estrenó en España la popular creación de “Félix el gato”, lo que en catalán es “gat perico” o “gat periquito”, por lo que empezó a llamar a los blanquiazules como “els quatre gats pericos” o “els quatre gats periquitos”. A partir de ahí el nombre se fue extendiendo hasta definir como conocemos hoy en día al conjunto españolista.

¿Quieres entradas para partidos del Espanyol en Cornellà-El Prat? ¡Cómpralas aquí!